Trofeo Carranza. El de la foto en concreto es el que logró el Real Madrid en 1970.

En el Ayuntamiento de la ciudad gaditana se impusieron las medallas de la ciudad a diversas personalidades en la recepción en honor de los equipos participantes en el IV Trofeo Ramón de Carranza.

Los equipos del Roma y Real Madrid entregaron al alcalde valiosos objetos artísticos. Se impusieron la Medalla de Oro al Mérito Deportivo de la ciudad de Cádiz al ex ministro de Hacienda señor Gómez de Llano, recibiéndola en su nombre don Juan Antonio Ollero; al presidente de la Real Federación Española de Fútbol, señor Sancho Dávila; y a título póstumo al que fue presidente del Sevilla, don Ramón Sánchez Pizjuán, y la de plata al presidente de la Federación Andaluza de Fútbol, don Antonio Calderón.

El alcalde de Cádiz manifesto que en la próxima inauguración del nuevo estadio Sánchez Pizjuán se entregaría una importante cantidad para fines benéficos.

SEMIFINAL 1: SEVILLA F.C. 2-1 A.S. ROMA
Sevilla: Javier (Cardoso), Santín (Maraver), Herrera, Campanal, Ruiz Sosa, Graça, Antoniet, Diéguez, Pepillo, Arza, Szalay.
Roma: Panettiuchi; Griffit, Losi, Stucchi, David, Menegotti, Chiggia, Zaglio, Dacosta, Guarnacci, Selmesson (Orlando).
Árbitro: Blanco Pérez.
Goles: 0-1 Dacosta, al rematar un centro de Gulggia (19'); 1-1 Szalay (56'), raso junto a la base del poste; 2-1 Herrera (63') de fuerte tiro, tras sacar una falta Pepillo.
Incidencias: Partido disputado el 30-08-1958. En la primera parte de este primer encuentro del Cuarto Ramón de Carranza jugado en Cádiz, el Sevilla actuó sin velocidad y sin colocación en el juego, pero a partir del segundo gol español no existió más conjunto que el sevillano, logrando su triunfo legítimamente, ya que sus delanteros atacaron con insistencia la puerta del Roma, y a no ser por la buena actuación de su portero el tanteo hubiese sido mayor.
Durante la primera parte el juego fue duro, teniendo que intervenir el árbitro, aunque los italianos siguieron empleándose con dureza tras el empate sevillista.
Con 0-1 en el marcador, Maraver envió fuera un penalty. Según otras fuentes el 1-1 lo anota Arza a centro de Antoniet.
Fueron sustituidos por lesión Javier y Santín, por el Sevilla, y Seinosscu (por Orlando) en el equipo italiano.

SEMIFINAL 2: REAL MADRID C.F. 5-3 WIENER S.C.
R. Madrid: Alonso, Atienza, Marquitos, Lesmes, Santisteban (Ramos D'), Zárraga: Kopa (Herrera 75'), Rial, Di Stéfano, Puskas, Gento.
Wiener: Stanwald, Hassenropf, Bullwatsch, Jaros, Oslansky, Barschandt, Horak, Knoll, Hoff, Hamerd, Skerlan
Árbitro: Ortiz de Mendívil
Goles: 0-1 1-0 Puskas (18'), 2-0 Rial (24'), 3-0 Puskas (31'), 3-1 Norak (33'), 4-1 Puskas (42'), 4-2 Eholl (49'), 5-2 Puskas (52'), 5-3 Hamerd (80').
Incidencias: Partido disputado el 30-08-1958. El primer tiempo del Real Madrid fue extraordinario, con fútbol incisivo, rápido y primoroso. El Wiener jugó con la categoría de campeón de Austria, siendo despedidos los dos equipos con una cerrada ovación.

TERCER PUESTO: WIENER S.C. 1-0 (PR.) A.S. ROMA
Wiener: Szanwald, Hasenkopf, Jaros, Barschandt, Büllwatsch, Oslansky, Horak, Knoll, Hof, Hammerl, Skerlan
Roma: Panettiuchi, Griffit, Stuchi, Corsini, David, Mennegotti, Chuggi, Pertrin, Dacosta, Guarnacci, Selmonsson.
Árbitro: Ortiz de Mendívil
Gol: 1-0 Hammerl (102'), de tiro de cerca
Incidencias: Partido disputado el 31-08-1958. El partido de consolación se disputó entre equipos extranjeros, resultando aburrido en la primera mitad por la excesiva lentitud de los dos equipos. El Roma adoleció de falta de remate a gol, y aunque disparó mucho lo hizo casi siempre mal. En la segunda mitad mejoró bastante, pero los austriacos realizaron mejor juego a base de pases cortos y apoyando más la jugada.
El equipo italiano tuvo mala suerte al no poder materializar su superioridad, y estuvo expuesto a los contragolpes del equipo austriaco. Además, un gol de Dacosta al final de la primera parte no subió al marcador al haber pitado el árbitro el final del periodo.
Ya en la prórroga, Dacosta estrella un balón en el poste en el primer minuto. El único gol del partido se produjo al aprovechar Hammerl un malentendido entre el portero y el defensa central italianos, interceptando su pase y desviándolo a gol.
El Wiener obtuvo así el tercer puesto y una reproducción en plata de la Copa 'Ramón de Carranza'.

FINAL: REAL MADRID C.F. 2-0 SEVILLA F.C.
R. Madrid: Alonso, Atienza, Marquitos, Lesmes, Santisteban (Ramos D'), Zárraga, Kopa, Rial (Mateos, segundo tiempo), Di Stéfano, Puskas, Gento.
Sevilla: Cardoso, Santi, Herrera, Campanal (Pepín D'), Ruiz Sosa, Grassa, Antoniet, Diéguez, Pepillo (Gómez 63'), Arza, Szalay
Árbitro: Blanco Pérez.
Goles: 1-0 Di Stéfano (21') de magnífico disparo, a pase de Puskas; 2-0 Gento (52') entra a gran velocidad y marca de soberbio tiro.
Incidencias: Partido disputado el 31-08-1958. El Madrid hizo una magnífica exhibición de fútbol en un partido que resultó muy veloz. Mostró el Madrid un juego templado, preciso y de conjunto.
En el minuto 42 Marquitos derriba violentamente a Arza, por lo que es amonestado por el árbitro, y en el minuto siguiente se produje un gran tumulto tras un incidente entre Campanal (también muy amonestado por su juego duro) y Kopa; el árbitro solicita que Campanal sea cambiado de puesto, pero Kalmar, el entrenador sevillista se niega, por lo que el árbitro decidió dar por finalizado el primer tiempo.
Durante el descanso, Santiago Bernabéu presionó a la organización amenazando con la retirada del Real Madrid si continuaba jugando Campanal (según contaba éste al diario As en una entrevista en marzo de 2007), por lo que finalmente se llegó al acuerdo de que fuera sutituido, y el partido, que estaba derivando en una inusitada violencia, continuó con los ánimos más calmados en la segunda parte. br> La segunda parte fue totalmente del Real Madrid, en completo dominio. Con 2-0 en el marcador el Sevilla pasa a Graça a la defensa y a Pepín a los medios, ganando así velocidad el club andaluz.
El juego continuó siendo violento, con entradas muy feas de Marquitos a Antoniet.
Tras el final del encuentro el alcalde de Cádiz entrega el trofeo al capitán madridista en medio de un festival de fuegos de artificio y de una gran ovación.

Una de las alineaciones del Real Madrid 1958/59; arriba: Juanito Alonso, Atienza II, Santamaría, Lesmes II, Santisteban y Zárraga; abajo: Kopa, Rial, Di Stéfano, Puskas y Chus Herrera.

NOTA: En otras fuentes los partidos aparecen jugados un día antes (información errónea).