La segunda edición de la Copa de la Liga española se disputó entre mayo y junio de 1984. Como en la edición anterior se disputó en las categorías de Primera, Segunda, Segunda B y Tercera División; este año en la competición de Primera participaron además de los equipos de Primera División, los campeones de las Copas de la Liga de categorías inferiores del año anterior: At. Madrileño (filial del At. Madrid y campeón de la edición de Segunda), Sporting At. (filial del Sporting Gijón y campeón de la edición de Segunda B Grupo I), Albacete Balompié (campeón de la edición 1984 de la Copa de la Liga de Segunda B Grupo II), y el Real Madrid Aficionados (tercer equipo del Real Madrid C.F. y campeón de la anterior edición de Tercera División.

Los equipos participantes no pudieron contar con sus jugadores internacionales, ya que estos se encontraban preparando la fase final de la Eurocopa de Francia. Además, el F.C. Barcelona y el Athletic de Bilbao quedaron exentos de la primera ronda, al haberse clasificaco para jugar la final de la Copa del Rey. El campeón de la Copa de la Liga, una vez más, logrará una de las plazas para competir en la Copa de la U.E.F.A.

En la primera ronda, el R.C.D. Español y el R. Murcia C.F. se enfrentaban en una de las eliminatorias que se presumían más igualadas; los murcianistas perdieron 2-1 en Barcelona en el partido de ida, y se esperaba un reñido final de eliminatoria; sin embargo el Español sorprendió en el partido de vuelta con una victoria por 1-4.

Por otro lado, el C.D. Málaga se deshacía del At. Madrileño (luego At. Madrid "B") con dos victorias, 1-0 y 0-2.

En otra eliminatoria disputada, se enfrentaban dos de los equipos descendidos a Segunda División esa temporada: el R.C.D. Mallorca y el U.D. Salamanca. En el partido de ida tomaron ventaja los baleares con una victoria por 3-1, y en el partido de vuelta se firmó un empate a uno.

El At. Osasuna por su parte, se vio sorprendido por el modesto Albacete Balompié, que arrancó un empate a uno en el estadio pamplonica; sin embargo los navarros no dieron lugar a la sorpresa y en el partido de vuelta se impusieron por 1-5.

Sin duda, la eliminatoria que más interés despertó fue la que enfrentaba a los dos equipos más importantes de la capital, en la que triunfó el At. Madrid tras empatar 1-1 en el campo del Real Madrid y derrotarlo en el Vicente Calderón por un apretado 3-2.

El otro equipo descendido a Segunda División esa temporada, el Cádiz C.F., no pudo superar tampoco la primera ronda, al caer 2-0 ante la Real Sociedad en San Sebastián, y no poder remontar el resultado en el partido de vuelta, que acabó sin goles.

En otra eliminatoria, el Real Valladolid consiguió una exigua ventaja ante el Real Zaragoza al derrotarlo en el Nuevo José Zorrilla por 1-0. En el partido de vuelta los aragoneses lograron forzar la prolongación tras vencer por 2-1; sin embargo, los castellanos dominaron ampliamente la prórroga, en la que anotaron tres goles. Así pues, con el resultado definitivo de 2-4 el Real Valladolid superaba el primer escollo.

Dos eliminatorias se decidieron por penaltis: una de ellas igualada, la que enfrentó a dos grandes venidos a menos, el Sevilla F.C. y el Valencia C.F. En Sevilla ganaron los locales por 1-0, y en el partido de vuelta los valencianistas lograron el mismo resultado, y tras una prórroga estéril en goles, los sevillistas se clasificaron en los lanzamientos de penalty.

La otra eliminatoria que se decidió por penaltis, era sin embargo muy desigual a priori. El modesto Sporting Atlético debía enfrentarse al Real Betis, que había acabado nada menos que quinto en la Liga, y que tras arrancar un empate a cero en Asturias parecía sentenciar la eliminatoria. Sin embargo en el partido de vuelta el filial sportinguista conseguía un impresionante 4-4 en un partido loco; en la prórroga los verdiblancos no lograron marcar a los heróicos yogurines, y era finalmente en la tanda de penaltis donde se clasificaban los béticos.

Mientras, el Sporting de Gijón, eliminaba al Real Madrid Aficionados tras empatar 0-0 en Madrid y sentenciar 3-0 en El Molinón.

En la segunda ronda se incorporan al torneo los finalistas de Copa, el Athletic de Bilbao y el F.C. Barcelona, quedando exentos por sorteo R. Betis, R.C.D. Español, Sevilla F.C. y Real Valladolid.

Al At. Madrid le tocaba de nuevo "bailar con la más fea"; tras superar al Real Madrid, subcampeón de Liga, ahora debía eliminar al campeón, el Athletic de Bilbao, que acababa de proclamarse también campeón de Copa. De nuevo el At. Madrid sale victorioso, esta vez con dos victorias: 1-3 en Bilbao y 3-2 en Madrid.

El tercer clasificado de la liga, el F.C. Barcelona, se deshizo 3-0 de la Real Sociedad en el partido de ida, que parecía sentenciar la eliminatoria. En el partido de vuelta los donostiarras lograron vencer por 2-0 pero quedaron eliminados.

El R.C.D. Mallorca, el único equipo que ya no era de Primera División y que continuaba vivo en la competición, se deshizo del C.D. Málaga con sendas victorias, 2-1 y 0-2.

El Sporting de Gijón también se clasificaba para los Cuartos de Final al derrotar 3-0 al At. Osasuna en Gijón, y mantener la ventaja en Pamplona en el partido de vuelta, que finalizó con victoria pamplonica por 2-1.

Y ya estamos en los Cuartos de Final, y de nuevo el At. Madrid se clasificaba con otra notable eliminatoria, en la que barrió al R.C.D. Español con dos victorias, 0-2 y 4-2.

La gran sorpresa estuvo en la eliminatoria entre el descendido R.C.D. Mallorca y el F.C. Barcelona (que andaba jugando amistosos internacionales mientras disputaba esta competición). Los baleares se impusieron en la ida por 2-1, y cuando estaban logrando la hazaña defendiendo un 2-2 en Barcelona, encajaron el tercer gol en el minuto 91, obra de Alexanco. La prórroga no ofreció goles, y el Barça se clasificó en la tanda de penaltis.

El Real Betis, que ya había eliminado al Sporting Atlético, se enfrentaba ahora a su equipo nodriza, el Sporting de Gijón. Tras superar a los rojiblancos en el Molinón por 0-1, el Betis fue capaz de mantener su ventaja en el partido de vuelta, que finalizó 1-1.

El Sevilla F.C. por su parte, tomó ventaja en el partido de ida de su eliminatoria ante el Real Valladolid, al derrotarlo por 2-0. Sin embargo los vallisoletanos remontaron la eliminatoria logrando idéntico resultado en Valladolid. Se jugó una prórroga en la que ambos equipos anotaron un gol, y fue en la tanda de penaltis cuando se clasificaron los castellanos.

En las semifinales, el At. Madrid se volvió a mostrar intratable, y eliminó al grande que le quedaba, el F.C. Barcelona, tras derrotarlo en los dos partidos 1-2 y 2-1.

Y si el At. Madrid había llegado a la final con contundencia en sus resultados, el Real Valladolid lo hacía de nuevo tras superar eliminatorias reñidísimas. En esta ocasión volvía a caer 2-0 en Sevilla, esta vez frente al Betis, y de nuevo, por tercera vez, el sorprendente equipo albivioleta remontaba la eliminatoria. Y es que en el minuto 90, con 2-0 en el marcador y cuando todo parecía apuntar de nuevo hacia la prórroga, Da Silva anotaba el 3-0 definitivo.

En la final, también disputada a doble partido, el Real Valladolid arrancó un meritorio empate sin goles en el Vicente Calderón. En el partido de vuelta tampoco se vieron goles, así que una vez más, el Real Valladolid forzaba la prórroga, esta vez ante los hasta ahora intratables colchoneros. El marcador se mueve por fin en el minuto 98 con gol del rojiblanco Votava ... en propia puerta; en el inicio de la segunda parte de la prórroga (minuto 107) Fortes parece sentenciar con un nuevo gol para el Real Valladolid. Y en el tercer minuto de añadido del final de la prórroga, Minguela firmaba una goleada histórica a favor de los vallisoletanos, que lograban así por vez primera un título oficial, y un billete para disputar la siguiente edición de la Copa de la U.E.F.A.

Equipo que se proclamó campeón de la Copa de la Liga 1984