En 1957 se disputó en Caracas la conocida como Pequeña Copa del Mundo, cuyo nombre oficial era Serie Internacional de Fútbol Copa República de Venezuela. Compitieron (mediante liga a doble vuelta) los equipos Barcelona C.F., Sevilla F.C., Botafogo RJ, y Nacional de Montevideo, proclamándose campeón el equipo azulgrana con cuatro victorias y dos empates.