Los británicos fueron los pioneros en formar selecciones de sus ligas nacionales, retándose entre ellos.

El equipo de la Irish League (Irlanda) que se enfrentó al de la Scottish League en 1927