El estadio Nacional de Lisboa acogió el primer partido de la Copa de Europa de Clubes, evento recogido en la fotografía.