En 1910 se inició la Copa Pirineos, reservada para equipos de Euskadi, Cataluña, y de las regiones francesas de Languedoc, Midi, y Aquitania. El torneo se disputó hasta 1914.

En la primera edición, el F.C. Barcelona eliminó al Olympique Cettois, y la Real Sociedad al Stade Toulousain. En la final, ganó el equipo catalán por 2-1.