En los Juegos Olímpicos de Estocolmo de 1912, Rusia encajó la mayor goleada de su historia: 16-0 ante Alemania. Estos fueron los "culpables":

De izquierda a derecha: V.I. Alexey Uversky, Pyotr Sokolov, Grigory Nikitin, Mikhail Smirnov, Vasily Zhitarev, Lev Favorsky, Mikhail Yakovlev, Nikita Khromov, Vasily Butusov, Fyodor Rimsha, Sergey Filippov.